Realmente, ¿qué entendemos por salud bucal?

La salud bucal es un concepto que contempla el buen funcionamiento de dientes, encías y el sistema estomatognático que nos permite sonreír, hablar y masticar. Y es el principal indicador de salud, bienestar y calidad de vida. (Según la OMS)

¿Qué es mejor usar? ¿Cepillo de dientes normal o eléctrico?

La salud bucodental afecta a la salud general, es la puerta de entrada a nuestro organismo y lo que allí ocurra se transmite al resto de nuestro cuerpo física y sicológicamente, te hace sentir mejor.

La mejor medicina es la que previene la enfermedad.

  • Las visitas al dentista nos permiten hacer detección temprana y solucionan los posibles problemas de forma más fácil, con menos tiempo y con menos secuelas.
  • Tenemos el enemigo en casa. Esta afirmación es la realidad con la que convivimos ya que nuestra boca está llena de microorganismos necesarios para el primer paso de la digestión, pero que si se exceden en número y se acumulan sobre la superficie de los diente (placa bacteriana) puede afectar a la estructura de los dientes (caries) y también al sistema periodontal que rodea y sujeta el diente al hueso (gingivitis, periodontitis)

Para mantener la salud bucodental:

  • Ser constantes en la higiene dental diaria, dos veces al día con una correcta técnica del cepillado.
  • El cuidado de una dieta sana, evitando la ingesta “habitual“ de alimentos ácidos, dulces, bebidas carbonatadas.
  • Eliminar o evitar consumo de alcohol y tabaco.
  • Asistir a las revisiones periódicas y preventivas al dentista.
  • Controlar el estrés. Hoy en día, vivimos en constante “prisa” y apretamos los dientes, hecho que puede afectar al periodonto y a la articulación temporomandibular

Artículos relacionados